La confianza, el valor primordial que explota con los nuevos Callaway Mavrik

Cada vez más jugadores en Colombia han ido incluyendo en sus talegas luego de la reactivación del golf artículos de la línea Mavrik, set de palos que van desde el ‘Driver’ hasta el juego de hierros, con su cara tipo ‘Flash’ diseñada con Inteligencia Artificial y que ha cautivado tanto a aficionados como a profesionales en nuestro golf.

Pero, ¿qué hace especial esta nueva línea Mavrik? ¿Por qué son los palos con la mejor combinación de distancia, ‘forgiveness’ y sensación en la actualidad en el mercado? ¿Y qué pasa con la velocidad de la bola? Esta última pregunta de hecho parece ser el ‘trending topic’ del golf en la actualidad, un tema del que se habla en los tours, en competencia y en el hoyo 19 de nuestros clubes.

Callaway promociona el diseño conocido como ‘Flash Face’, prometiendo velocidad y giro óptimos en ‘Drivers’ y en maderas de piso, combinando el buen funcionamiento con el tamaño, la forma y la ubicación del CG (Centro de Gravedad) de cada palo.

Sin embargo, en donde más brillan los Mavrik es precisamente en donde el jugador no lo hace: en los tiros lejos del ‘sweet spot’, esos que no queremos repetir nunca. En resumen, los que pegamos casi todo el tiempo. Bien sea un jugador hándicap 30 o un profesional como Phil Mickelson, cualquier ‘swing’ defectuoso y su consiguiente pérdida de velocidad se minimiza gracias a un ‘sweet spot’ más grande, conservando la velocidad a imprimirle a la pelota.

“En donde marcamos la diferencia, y lo vemos semana tras semana en el PGA Tour, es que Callaway tiene la ventaja en los golpes fuera del centro de la cara del palo”, aseguró Jacob Davidson, Director de Callaway para el PGA Tour. “En la cara del palo vemos un salto en la velocidad de la bola en comparación con nuestros competidores”, destacó.

Esa ventaja, de poder aprovechar los golpes fuera del ‘sweet spot’ tiene un gran impacto en el rendimiento, incluso en el PGA Tour, en donde se asume que los mejores del mundo rara vez dan esos golpes. “Pero sí pasa, realmente. De hecho, en el tour pasa mucho que los jugadores le fallan un poco hacia el talón o hacia la punta de la cara del palo. Lo que pasa es que lo compensan y por eso no se percibe. Pero sí pasa, y mucho”, confesó Davidson.

Tener la confianza que un golpe no centrado aún puede ser un tiro efectivo es una gran ventaja para cualquier jugador, particularmente aquellos en el nivel superior. Y particularmente desde el ‘fairway’ con las maderas, las cuales a veces pueden ser palos difíciles de descifrar. “Aquí lo más importante es que no se disminuye la confianza; al contrario, se incrementa porque sabes que tienes una gran ayuda en tus manos”, estimó Davidson.

El estadounidense Xander Schauffele, el primer jugador de la marca que incluyó palos Mavrik en su talega, lo notó de inmediato. Con ellos, ganó tres partidos en la anterior Presidents Cup en Australia y luego formó parte de un desempate por el título del Sentry Tournament of Champions.

Confianza, la palabra frecuentemente asociada con el Driver o con las maderas, ahora se vive con mayor intensidad, al saber que un ‘swing’ como el de un jugador promedio puedo ser tan efectivo como cualquiera, gracias a la línea Callaway Mavrik, disponible en Santa Bárbara Golf. ¡Pruébelos ya! .

by editor editor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *